Errores garrafales en el Onboarding

Oct 19, 2021

¿Sabías que, el proceso del onboarding dura más que la primera semana del nuevo colaborador? La mayoría de las empresas lo desconocen y le dedican solo este periodo de tiempo, mientras que, por consecuencia, pierden un gran porcentaje de personal durante los 45 días posteriores a su ingreso.

El onboarding es el “proceso de enamoramiento” de la empresa. Para eso hay que alimentar la relación con todo tipo de aprendizajes, capacitaciones, reuniones y bienvenidas que hagan sentir al talento cómodo en su puesto.

En este artículo hablaremos de cuáles son los errores que te están costando la permanencia de los nuevos ingresos.

El poder de un buen Onboarding

Empecemos visualizando el valor agregado que esta etapa representa tanto para los colaboradores como para la marca empleadora.

Beneficios para el talento:

  • Crea relaciones con sus nuevos compañeros, gerentes y directivos: Potencia la cercanía y confianza.
  • Conoce los departamentos y sus objetivos: Comprenderá el porqué de cada estrategia y visualizará cual podría ser su aportación.
  • Integra al colaborador a la cultura: Podrá vivir en primera persona la cultura de la empresa y no será solo un espectador.
  • Incrementa el compromiso: Logrará darse cuenta de cómo todos vibran por conseguir las metas, se llevan bien dentro y fuera del equipo de trabajo y existe un buen clima laboral.

Beneficios para la empresa:

  • Acelera el proceso de adaptación: Un buen proceso onboarding acelera el proceso de adaptación de los nuevos colaboradores de la empresa, en comparación con aquellas organizaciones que los dejan explorar por sí solos sus nuevas responsabilidades.
  • Mejora la tasa de retención: Un onboarding exitoso hace que los nuevos colaboradores se sientan considerados, tomados en cuenta y alentados a ir por más. De esta forma se crea un lugar de trabajo más feliz.
  • Incrementa la eficiencia: El hecho de ir acompañando y guiando a la persona en sus primeras semanas, hace que todos los procesos se realicen de manera correcta y que pronto el colaborador se sienta listo para desempeñarse profesionalmente. 
  • Reduce costos de rotación: La organización dejará de ser una puerta giratoria y pasará a atraer a mejores talentos manteniéndolos felices.

Grandes errores que quieres evitar

Te recomendamos que pongas atención a estos puntos de alerta máxima. Si te identificas con alguno de ellos ¡detente! Estás haciendo que esta crucial etapa no sea tan exitosa como debe. 

1-    No preparar el área de trabajo

Recibir a un nuevo integrante, significa equiparlo con las herramientas necesarias para desarrollar sus tareas como equipo tecnológico o si te encuentras en una oficina, dejar un espacio en el escritorio donde pueda trabajar.

2- Inundarlos con información.

¡No entregues toda la información en el primer día! El nuevo colaborador esta recién entrando y conociendo a sus compañeros, la estrategia, sus responsabilidades y la cultura. Dale tiempo y ten paciencia, el apuro no conduce a nada.

3- Limitar el proceso.

¡Cuida el tiempo! Un onboarding muy corto o muy largo, puede traer desmotivación. Este periodo puede variar dependiendo del puesto e industria, en promedio 45 días son ideales para lograr el objetivo.

4- Dejar el seguimiento

Si ocurre, el colaborador puede creer que no lo toman en cuenta, que no confían en sus capacidades y por falta de dirección no podrá desarrollarse profesionalmente. 

5-  No establecer objetivos.

Te recomendamos que poco a poco vayas mostrándole sus objetivos. A medida que vaya cumpliendo aquellos que son logrables a corto plazo, puedes ir sumando responsabilidades. 

6-  No darle a conocer cómo ha sido su desempeño.

Mientras más claras estén las fortalezas y oportunidades, mejor será el desarrollo pues se inclinará cada vez más a las metas empresariales y a lo que se espera de él como nuevo talento.

7-    Olvidarse del onboarding.

¡El día a día puede ser un pésimo enemigo! Coordina tu agenda para que queden espacios destinados a ser la mejor guía y apoyo que un colaborador pueda tener. 

8-    Solo informar y no formar

Explica detalladamente aquellas acciones que se vinculen al trabajo diario del nuevo colaborador, lo adicional se puede describir de manera general. De todas formas, siempre ofrece la oportunidad de poder conocer esas otras áreas.

¡Usa herramientas digitales!

En los últimos tiempos, este proceso tuvo que adaptarse a la digitalización debido a que el reclutamiento, selección y contratación demandaron las incorporaciones de manera remota.

Conoce las fases que componen un “Súper Onboarding” y cómo puedes aplicar la tecnología en el proceso, en un Onboarding Creativo y Divertido.

Un ERP de Recursos Humanos como Workbeat, te permite atender las necesidades de los colaboradores; desde las básicas como su pago, hasta las más personalizadas como debe ser el Onboarding.

Habla ahora con el equipo de ventas o visita el apartado de planes para elegir el que mejor va con tus necesidades. Workbeat te permitirá gestionar el talento de la forma más completa que hayas visto. 

Buscar

Entradas Recientes

Estrategias para la promoción interna en grandes empresas 

Estrategias para la promoción interna en grandes empresas 

La promoción interna se ha convertido en un pilar fundamental para el crecimiento de las grandes empresas. Más allá de ser una mera práctica, la promoción interna representa la inversión en el talento existente, una estrategia vital para fortalecer la cultura...

Transparencia Retributiva en PYMEs: el enfoque ganador 

Transparencia Retributiva en PYMEs: el enfoque ganador 

Cuando vemos el mundo laboral desde la perspectiva de los Recursos Humanos, nos encontramos con el término de transparencia retributiva, el cual se ha convertido en un tema central de discusión, y no es para menos.   Entre muchas otras cosas, las pequeñas y...

Síguenos

Si tu empresa tiene menos de 150 empleados, tenemos una solución para ti
Si tu empresa tiene menos de 150 empleados, tenemos una solución para ti