Edadismo y cultura organizacional: ¿cómo convergen las generaciones laborales?Edadismo y cultura organizacional:

Jun 22, 2023

¿Alguna vez has escuchado la frase “El talento no tiene edad”? Estamos seguros de que, como líder de RH y trabajador ha sido así, y es sin duda una realidad palpable dentro del ámbito laboral.

Sin embargo, en ocasiones contar con una diversidad generacional dentro de las compañías puede generar situaciones y fricciones que entorpecen los procesos de trabajo de forma interna; es aquí donde se hace presente el edadismo, pero ¿sabes cómo puedes gestionarlo eficientemente desde RH?

Continúa leyendo esta entrada del #blogWorkbeat para obtener algunas ideas y apoyarte de tu mejor aliado en la trinchera: la cultura organizacional.

Así afecta el edadismo al interior de las empresas

Como siempre, para entender el contexto de una situación desarrollada en el ámbito laboral, es necesario echar un vistazo hacia las raíces de la misma, poniéndole una definición al concepto.

Es por esto que queremos comenzar esta entrada definiendo al edadismo, que según la Organización Mundial de la Salud (OMS), se refiere a aquellos “estereotipos, prejuicios y discriminación con respecto a los demás o a nosotros mismos por razón de la edad”.

Cuando trasladamos este concepto a los procesos de reclutamiento y selección de personal, esto desencadena en discriminación para acceder a puestos de trabajo; según la Asociación Mexicana por la no Discriminación Laboral por la Edad o Género, hasta el 90% de las vacantes que se difunden por diversos medios en México y Latinoamérica excluyen a las personas mayores de 35 años.

Sin embargo, aunque las personas que se acercan a los 40 años son las que suelen tener más problemas al momento de postular para un trabajo formal, la realidad es que el edadismo también se da en una doble vía: en ocasiones son los jóvenes estudiantes y recién egresados quienes, gracias a su edad, no pueden postular a puestos de cierta envergadura, pues adicionalmente a la experiencia laboral, se les solicita entrar en un rango de edad que, según los expertos, es el idóneo para lidiar con responsabilidades y la presión que supone el clima laboral de una compañía.

Por ello, si bien dentro de Ley Federal del Trabajo en México, en su Artículo 2, estipula desde el 2012 la prohibición para los patrones de discriminar por motivo edad, al mismo tiempo que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) determinó en 2015 que es inconstitucional establecer un rango de edad para ocupar un puesto de trabajo, en la práctica este tipo de situaciones se continúan manifestando, lo que merma, de forma interna, los procesos, las formas y los ambientes de trabajo.

Aunque muchas compañías, como causa de la reducción de brechas laborales han buscado ser incluyentes al momento de considerar a talentos ‘fuera del rango de edad’ durante los últimos años, cuando estos talentos se integran a las empresas surge otra problemática: el choque generacional de los trabajadores.

Y es que, como gestores del talento sabemos que no podemos esperar que una persona que pertenece a la Generación Z haga las cosas de la misma manera que las haría un Millennial o un Baby Boomer, pues aunque nos neguemos, la realidad es palpable: todas las generaciones fueron criadas bajo distintos patrones, requerimientos y exigencias del entorno que les rodeaba, lo cual los llevó a adaptarse y a transformar los procesos de tal manera que los resultados obtenidos resultaran funcionales.

Así te puedes apoyar de una gran aliada: la cultura organizacional

Afortunadamente, te tenemos una noticia: hoy puedes erradicar de manera completa el edadismo e incentivar la correcta adaptación de las diferentes generaciones laborales dentro de tu compañía. ¿Cómo? Echando mano de una gran aliada: la cultura organizacional de la empresa.

Pero ¿cómo lograrlo?

Para empezar, recordemos rápidamente a la Cultura organizacional como aquellas normas y valores por los que se rige una empresa, integrada por todos aquellos principios relacionados con la estructura de la compañía, con los métodos de desempeño del trabajo y la forma en la que se entretejen las relaciones laborales, siendo tal cual el núcleo de la empresa.

De esta manera, al ser la columna vertebral de la organización es importante entender que puede influir en diversos aspectos y en todos los escenarios para lograr una correcta conjunción empresarial.

En primera instancia, puedes comenzar incluyendo dentro de tu cultura organizacional la evolución de los procesos de Reclutamiento y selección, publicando vacantes 100% inclusivas que busquen el perfil más adecuado para cubrirlas, más allá de temas como edad, etnia o ideología.

Asimismo, considera que las compañías, al igual que el mundo en el que se desenvuelven tienen que cambiar; por ello, refrescar el organigrama empresarial y mantenerlo visible para toda tu empresa jugará a tu favor para compartir con tus equipos las opciones que tienen de movilidad interna durante su journey laboral. ¿No suena increíble?

Una vez que el nuevo talento se ha integrado a tu compañía, hazle sentir como en casa. Para ello, será necesario que diseñes un proceso de Onboarding personalizado y ajustado a sus habilidades, así como 100% orientado al espacio de trabajo que está por cubrir; en este punto, no olvides que apoyarte de mentorías y coaching por parte de empleados que conozcan los procesos de la compañía ayudará a que los nuevos colaboradores se sientan bienvenidos y tomados en cuenta, brindándole una experiencia automágica desde el día 1 en la empresa.

De igual manera, a veces es necesario recordarnos lo obvio: las políticas internas existen y son parte de la cultura organizacional. Por ello, integrar a las mismas reglamentos sobre el respeto a la diversidad y la fomentación de la inclusión será un gran punto de partida para que los empleados reconozcan los lineamientos de la compañía, así como las consecuencias de trasgredir alguno de ellos. Recuerda mantenerlas siempre visibles y con acceso desde cualquier lugar para facilitar su entendimiento.

Como siguiente paso, ¿qué te parecería fomentar un clima laboral sano? ‘Despejar la tormenta’ será fácil si conocemos el sentir de nuestros empleados, pues es el primer paso para detectar áreas de oportunidad y establecer planes de acción.  Echa mano de herramientas que te permitan segmentar encuestas de clima laboral por departamento, nivel jerárquico o sucursal para obtener de primera mano los aprendizajes que necesitas para estructurar una estrategia útil.

Asimismo, concientizar a nuestra plantilla acerca de la importancia de eliminar sesgos generacionales es fundamental; para ello, puedes optar por implementar cursos y capacitaciones con expertos sobre el tema, adicionalmente el llevar un control de los mismos te permitirá ubicar las asignaciones correspondientes y conocer los avances del equipo ante esta situación.

Por último, ningún cambio es efectivo si no realizamos lo más importante: comunicarlo. Para ello, deberás apoyarte de herramientas de Comunicación Interna, que te permitan compartir toda esta información a tus empleados, independientemente de si trabajan de forma presencial, híbrida o desde casa; recuerda que la digitalización hoy juega a nuestro favor.

Es cierto: el talento no tiene edad, y entenderlo dejando de lado al edadismo nos llevará a encontrarnos con versiones increíbles de nosotros mismos en el ‘multiverso’ laboral.

Apóyate de las herramientas que te llevarán a dar el gran salto: del resto, nos encargamos nosotros. ¡Hasta la próxima!

Buscar

Entradas Recientes

Desbloqueando la Gig Economy: adaptación en las PYMES

Desbloqueando la Gig Economy: adaptación en las PYMES

Durante la última década, hemos sido testigos de la transformación del mercado laboral gracias a al surgimiento de diversas tendencias que han impactado los procesos de trabajo; una de ellas es la gig economy, presentándose como un fenómeno que ha llegado a...

Estrategias para la promoción interna en grandes empresas 

Estrategias para la promoción interna en grandes empresas 

La promoción interna se ha convertido en un pilar fundamental para el crecimiento de las grandes empresas. Más allá de ser una mera práctica, la promoción interna representa la inversión en el talento existente, una estrategia vital para fortalecer la cultura...

Síguenos

Si tu empresa tiene menos de 150 empleados, tenemos una solución para ti
Si tu empresa tiene menos de 150 empleados, tenemos una solución para ti