Depresión en el trabajo: ¿cómo combatirla desde RH?

Jun 27, 2023

Como consecuencia de la globalización y de las situaciones presentadas a nivel social en los últimos años en todos los países, el mundo laboral ha cambiado. Derivado de esto, las exigencias dentro del trabajo resultado de este nuevo contexto han llevado a que los colaboradores se sientan expuestos a diversos padecimientos que pueden contribuir a mermar su cuerpo y mente, repercutiendo tanto en su vida personal como profesional.

Una de estas situaciones es la depresión en el trabajo, la cual lamentablemente es real y 100% palpable en resultados, actitudes y cúmulo de actividades.

En este artículo del blog Workbeat ahondaremos un poco más en ella, conociendo sus causas y cómo, siendo líder de RH y gestor del talento, puedes crear redes de apoyo para que tus colaboradores se sientan respaldados por su compañía.

Depresión en el trabajo: más allá del estrés laboral

Como hemos aprendido durante los últimos años, la depresión suele afectar a la persona que la padece a tal punto que también merma su desempeño laboral, pues va de la mano con la pérdida de motivación y puede desembocar en el ausentismo laboral; es por esto que hoy se estima que la depresión laboral llega a perjudicar a más de 350 millones de personas en todo el mundo.

Algunos síntomas de la Depresión Laboral son:

  • Reducción de la productividad frente a proyectos o deadlines previamente establecidos
  • Accidentes constantes dentro o fuera del trabajo
  • Absentismo laboral
  • Presentar un cansancio crónico
  • Problemas de concentración durante la realización de actividades

Por otro lado, algunas de las situaciones que pueden hacer ‘explotar’ esta olla de presión son:

  1. Un proyecto de trabajo que los empleados no pueden culminar de forma correcta
  2. Falta de reconocimiento en el trabajo y motivación, falta de promoción y crecimiento o responsabilidad laboral mayor al cargo de los colaboradores
  3. Impotencia al no alcanzar las metas que ellos se imponen de forma profesional
  4. Condiciones laborales que causan estrés, como conflictos laborales o diferencias con compañeros o superiores
  5. Cargas de trabajo excesivas.
  6. Exigencias contradictorias y falta de claridad de las funciones del puesto que desempeñan.
  7. Falta de participación en la toma de decisiones que afectan al trabajador y falta de influencia en los procesos del trabajo.
  8. Gestión deficiente de los cambios organizacionales, provocando inseguridad en el empleo.
  9. Comunicación ineficaz y falta de apoyo por parte de la dirección o los compañeros.
  10. Acoso o mobbing laboral ejercido por terceros.

Asimismo, este padecimiento puede llegar a ser parte de lo que conocemos como Riesgo psicosocial laboral, el cual, según la OMS, se puede definir como todas aquellas condiciones presentes en una situación de trabajo que pueden llegar a afectar el bienestar y la salud de los empleados.

El riesgo psicosocial puede provenir de deficiencias presentes en el diseño, la organización y la gestión del trabajo, así como de un escaso contexto social del trabajo; por otro lado, los trabajadores suelen sentirse estresados cuando las exigencias de su trabajo son mayores que su capacidad para resolverlas.

Así pues, además de los problemas de salud mental ya conocidos como el Burnout, los trabajadores sometidos a periodos de estrés prolongados pueden desarrollar problemas graves de salud física.

Pero la realidad es que no solo los colaboradores se ven afectados por la depresión en el trabajo: para las organizaciones los efectos negativos se traducen en:

  • Mal rendimiento general de la empresa, aumento del absentismo, presentismo (trabajadores que acuden trabajar cuando están enfermos, pero son incapaces de rendir con eficacia) y unos mayores índices de accidentes y lesiones.
  • Bajas prolongadas derivadas de otras causas, y estrés relacionado con el trabajo que puede contribuir a un aumento de los índices de jubilación anticipada.

Es por ello que tener en el mapa las causas más comunes que pueden disparar la depresión laboral es importante, ya que como líderes de RH y gestores del talento tenemos en nuestras manos crear un entorno laboral libre de riesgos para la salud mental de los empleados.

RH: así puedes combatir la depresión en el trabajo

Afortunadamente, después de una pandemia y los grandes cambios que, como mencionamos en párrafos anteriores, se han venido dando, en el entorno laboral entendimos que la salud emocional de los trabajadores realmente importa, y desde el ámbito de trabajo se deben generar acciones que puedan contrarrestar situaciones y padecimientos que afecten a los colaboradores.

Teniendo en cuenta lo expuesto anteriormente, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social ha establecido la Norma Oficial Mexicana 035, mejor conocida como la NOM-035, la cual tiene como propósito esencial identificar, analizar y prevenir factores que puedan poner en riesgo la salud emocional de los talentos que conforman las empresas en el país. Por otro lado, también busca crear un ambiente laboral favorable para que todos los trabajadores sin excepción se desarrollen de forma competente a nivel personal y profesional.

La norma se puede aplicar en tres niveles distintos, dependiendo de la categoría a la que pertenezca la compañía:

  • Centros de trabajo de no más de 15 trabajadores
  • Empresas que tengan entre 16 y 50 empleados
  • Compañías de más de 50 personas

En las organizaciones recae la responsabilidad de identificar el nivel en el que se encuentra, así como cumplir con la normatividad correspondiente, las cuales están compuestas por requisitos como:

  • Llevar a cabo medidas de prevención
  • Identificar a los trabajadores expuestos a acontecimientos traumáticos y contar con las herramientas para brindarles apoyo
  • Difundir información, cursos y capacitaciones relacionados al cuidado de la salud mental entre los departamentos
  • Identificación y análisis de factores de riesgo
  • Evaluación del medio ambiente laboral
  • Medidas y acciones de control
  • Ejecución de exámenes médicos

El no cumplir con el apego a esta normativa se puede llegar a castigar, según la Ley Federal del Trabajo, con multas económicas de entre 26 mil y hasta 600 mil pesos.

Por ello, desde RH, además de buscar apegarnos a los términos establecidos por la ley, podemos realizar diversas acciones que nos ayuden a combatir la depresión en el trabajo, como:

  • Evalúa el clima laboral de la empresa de forma constante

Llevar a cabo un monitoreo del ambiente laboral en el que trabajan nuestros equipos será de gran ayuda para detectar las llamadas ‘banderas rojas’, así como encontrar situaciones que puedan estar causando problemas entre los equipos, con la finalidad de trazar planes de acción para contrarrestar cualquier situación.

  • Mantén una apertura al feedback por parte de tus empleados

Contar con canales de comunicación interna será esencial para que tus empleados sientan la confianza de acercarse a RH o a sus jefes directos en cuanto se sientan en una posición o situación que no les favorece mucho. Los buzones de quejas y sugerencias, así como los chats directos y las sesiones presenciales por empleados pueden ser grandes aliados en este punto.

  • Fomenta el netwoking, pero no solo para el trabajo

Sí, apoyarnos de nuestra red de compañeros para realizar nuestras actividades diarias es importante y muy útil, pero también podemos utilizar esta opción para crear una red de apoyo, donde los empleados puedan apoyarse entre sí y hablar sobre su salud emocional, al tiempo que cuentan con la confianza para acercarse a sus líderes directos en cuanto detecten que uno de sus compañeros puede pasar un mal rato.

Respetar los horarios de trabajo puede ser un gran comienzo, pues es importante que los trabajadores, incluso hoy, laborando de manera remota y teniendo acceso 24/7 a medios de comunicación empresariales, se brinden el tiempo adecuado a descansar, realizar actividades de esparcimiento y convivir con sus familias.

  • Construye un adecuado ambiente laboral

Promoviendo la participación y el involucramiento de todos los compañeros en diversas actividades podrás lograr una mejora en el entorno y en las relaciones que establecemos entre equipos.

  • Exhorta a tus colaboradores a separar las situaciones laborales y personales Invítalos a desconectarse al finalizar la jornada y sus tareas, así como realizar alguna actividad como deporte, sesiones de relajación o implementación de hobbies.
  • ¡Mantén una comunicación constante!

Los canales de comunicación interna serán tus aliados para mantener a tus equipos al tanto de lo que sucede en tu empresa, así como la aplicación de redes de apoyo y normativas que busquen proteger su bienestar emocional.

¡No te quedes atrás! El Cuidado al empleado es una estrategia que se debe implementar a la brevedad, pues se enfoca en nuestro activo más importante: los colaboradores.

Apóyate de las soluciones que buscan traer a la mesa todas las herramientas que necesitas para llevar a tus empleados a alcanzar su mejor versión.

Buscar

Entradas Recientes

Desbloqueando la Gig Economy: adaptación en las PYMES

Desbloqueando la Gig Economy: adaptación en las PYMES

Durante la última década, hemos sido testigos de la transformación del mercado laboral gracias a al surgimiento de diversas tendencias que han impactado los procesos de trabajo; una de ellas es la gig economy, presentándose como un fenómeno que ha llegado a...

Estrategias para la promoción interna en grandes empresas 

Estrategias para la promoción interna en grandes empresas 

La promoción interna se ha convertido en un pilar fundamental para el crecimiento de las grandes empresas. Más allá de ser una mera práctica, la promoción interna representa la inversión en el talento existente, una estrategia vital para fortalecer la cultura...

Síguenos

Si tu empresa tiene menos de 150 empleados, tenemos una solución para ti
Si tu empresa tiene menos de 150 empleados, tenemos una solución para ti