Síndrome de Blanca Nieves: evitando caer en las malas prácticas 

Dic 14, 2023

Cuando hablamos de trabajar en equipo, es común pensar en relaciones interpersonales buenas, las cuales están siempre fomentadas por un buen clima laboral. Sin embargo, esto (lamentablemente) no siempre es así, pues al contar con diversos talentos nos encontramos también con diversas aptitudes, habilidades y personalidades, las cuales pueden chocar de manera inminente al colaborar dentro de un proyecto.  

Esto llega a desencadenar situaciones, como el Síndrome de Blanca Nieves, ¿habías escuchado sobre él? En caso de que no, te invitamos a continuar leyendo esta entrada del #blogWorkbeat para conocer más sobre qué lo causa y cómo puedes ayudar a tus equipos a evitarlo, buscando siempre la unidad laboral. ¿Continuamos? ¡Vamos allá! 

Síndrome de Blanca Nieves: el ‘adiós’ a las buenas relaciones laborales 

Quizá al leer el título de esta entrada lo primero que se te vino a la mente fue la conocida historia de los hermanos Grimm, y la verdad es que esta es una base que los expertos han considerado para definir este síndrome, el cual, cuando lo trasladamos al entorno laboral se refiere a un conjunto de comportamientos y actitudes tóxicas que pueden surgir entre colegas de trabajo.  

Esto suele manifestarse cuando un empleado siente envidia o celos hacia otro debido a su éxito o reconocimiento en el trabajo, ya que, en lugar de celebrar los logros del compañero, la persona afectada por el síndrome de Blanca Nieves tiende a mostrar resentimiento, competencia desleal o incluso a boicotear los éxitos del otro. 

Algunas situaciones que se pueden reflejar como el Síndrome de Blanca Nieves en el trabajo son: 

  • Un compañero de trabajo que sabotea los proyectos de otro para que no destaquen. 
  • Comentarios negativos o chismes sobre los logros de un colega. 
  • Actitudes de indiferencia o hostilidad hacia alguien que ha recibido reconocimiento por su desempeño. 
  • Quejas o rotación frecuente en ciertos departamentos y/o proyectos 

Al ser un factor que se involucra directamente en cómo se desenvuelven las relaciones interpersonales, este síndrome puede tener consecuencias significativas en el entorno laboral, tales como: 

  1. Creación de un ambiente tenso y poco colaborativo entre iguales o líneas jerárquicas directas 
  1. Disminución de la moral y la motivación de los empleados, pues las fricciones y los comentarios de pasillo pueden bajar los ánimos y mermar su productividad laboral, independientemente del proyecto que se encuentren realizando 
  1. Tropiezos en el trabajo en equipo, llevando a que la plantilla se fragmente 

Pero ¿cuáles son los factores o causas que pueden propiciar este síndrome? Los expertos en Recursos Humanos y clima laboral enlistan estas situaciones en los primeros lugares que pueden desencadenar los problemas en la oficina: 

  • Falta de comunicación: esta se puede propiciar cuando la información sobre los logros y reconocimientos obtenidos por los compañeros de trabajo no se comparte de manera transparente, lo cual puede llevar a que los compañeros piensen que los asensos y reconocimientos se obtuvieron de formas ‘no legales’. 
  • Competencia desleal: el excesivo requerimiento de los jefes inmediatos puede dar pie a ambientes de trabajo que fomentan una competencia extrema sin límites éticos. 
  • Inseguridad laboral: al no contar con una seguridad sobre las prestaciones en el empleo o continuidad de los proyectos otorgados a los colaboradores, puede aumentar los sentimientos de envidia y rivalidad entre los colaboradores de la plantilla. 

Asimismo, otros elementos que tienen injerencia en este punto son: 

  • Ambientes de trabajo tóxicos que no fomentan la colaboración. 
  • Falta de reconocimiento equitativo por parte de la empresa. 

¡Así puedes apoyar desde RH! 

A pesar de que síndromes como el de Blanca Nieves pueden estar a la orden del día, Recursos Humanos, como piedra angular en el clima laboral sano de la empresa, cuenta con grandes herramientas para evitar que situaciones perjudiciales se propaguen, ayudados claro por los líderes de área.  

Si crees que en tu compañía se pueda estar presentando el síndrome de Blanca Nieves saca lápiz y papel, o abre tu block de notas: aquí te tenemos algunos pasos que pueden acercarte a la unidad laboral: 

  1. ¡Identifica y monitorea! 

Una de las principales ventajas del departamento de RH es que cuenta con ojos y oídos en casi toda la organización, por ello reconocer signos tempranos del síndrome de Blanca Nieves y monitorear la dinámica del equipo de manera periódica será de gran ayuda para detectar baches que puedan estar impidiendo la correcta colaboración en el trabajo.  

Como primera opción, puedes implementar encuestas de Clima Laboral, segmentándolas por departamento, región o jerarquía según tus necesidades; de igual manera, puedes implementar un Buzón de quejas y sugerencias 100% anónimo y siempre disponible en espacios como la nube. 

  1. Fomenta la cultura colaborativa 

Buscar la manera de dar pie a un ambiente donde la colaboración y el reconocimiento sean valores fundamentales de la compañía será esencial para mejorar los lineamientos de trabajo, desembocando en una mejora en las relaciones interpersonales de los colaboradores.  

Esto lo puedes dejar claro en las Políticas de la empresa; recuerdas mantenerlas siempre visibles para toda la organización. Por otro lado, implementar políticas de reconocimiento y promocionar la transparencia dentro de los procesos de promoción asegurará un reconocimiento equitativo de los logros, garantizando que la comunicación sobre reconocimientos y promociones sea clara y accesible para todos los implicados en el trabajo diario. 

  1. Capacita y sensibiliza 

Brindar a los colaboradores programas de capacitación para concientizar sobre la importancia de apoyarse mutuamente puede ser un gran comienzo para mejorar la colaboración de los equipos de trabajo.  

Recuerda que hoy cuentas con herramientas que te permiten asignar cursos y capacitaciones, así como monitorear el avance del equipo dentro de los mismos. 

  1. ¡Realiza una mediación de conflictos! 

Intervenir y resolver conflictos interpersonales antes de que escalen ayudará a mejorar el clima laboral de la empresa; este punto va estrechamente ligado al punto 1 de este ranking, donde se puede tomar como el siguiente paso después de obtener los resultados de las encuestas de Clima laboral. 

Recuerda que, como líder de RH y gestor del talento cuentas con una herramienta invaluable: tu voz, esta te permitirá comunicar, de manera efectiva, todo lo que sucede al interior de tu organización, llevando a que síndromes como el de Blanca Nieves puedan perder efecto hasta, eventualmente, diluirse en una organización 100% ideal. 

Conoce más visitando el blog del Cuidado al empleado dentro de workbeat.com. ¡Hasta la siguiente entrega! 

Buscar

Entradas Recientes

Estrategias para la promoción interna en grandes empresas 

Estrategias para la promoción interna en grandes empresas 

La promoción interna se ha convertido en un pilar fundamental para el crecimiento de las grandes empresas. Más allá de ser una mera práctica, la promoción interna representa la inversión en el talento existente, una estrategia vital para fortalecer la cultura...

Transparencia Retributiva en PYMEs: el enfoque ganador 

Transparencia Retributiva en PYMEs: el enfoque ganador 

Cuando vemos el mundo laboral desde la perspectiva de los Recursos Humanos, nos encontramos con el término de transparencia retributiva, el cual se ha convertido en un tema central de discusión, y no es para menos.   Entre muchas otras cosas, las pequeñas y...

Síguenos

Si tu empresa tiene menos de 150 empleados, tenemos una solución para ti
Si tu empresa tiene menos de 150 empleados, tenemos una solución para ti