Autonomía en el trabajo: ¿cómo mejora la experiencia del empleado?

Oct 13, 2022

Gracias a la llegada de las nuevas modalidades laborales y la adopción de las mismas dentro de las empresas, la autonomía en el trabajo ha sido una de las mejores decisiones implementadas en las estrategias de las compañías alrededor del mundo.

En un mundo laboral que se encuentra cambiando constantemente, reforzar la relación entre los empleados y los líderes de RH puede significar el impulso decisivo que lleve a una organización al éxito, pues tal y como revela el portal Forbes, “los empleados quieren flexibilidad laboral, autonomía y libertad para decidir cuándo trabajar de manera remota y cuándo hacerlo desde la oficina”.

En esta entrada del blog Workbeat abordaremos todos los frentes para conocer cómo la implementación de autonomía en el trabajo ayuda a mejorar la experiencia del empleado en su día a día. ¿Continuamos leyendo?

Autonomía en el trabajo: ¿cómo podemos definirla?

Para comenzar, podemos definir a la autonomía como aquella necesidad que nos lleva a estar a cargo de nuestras acciones y experiencias. 

Aunque en una primera instancia puedan verse relacionados, es una realidad que no es sinónimo de independencia, pues encontramos que mientras la autonomía involucra la libertad para participar en actividades que estén alineadas con nuestros intereses y habilidades individuales, la independencia abarca más el aspecto de hacer las cosas por ti mismo, evitando la dependencia de algún ente externo (persona, institución u objeto).

Es de esta manera que entendemos que la autonomía en el trabajo se trata de concederles a los empleados la confianza suficiente para que se sientan valorados por la empresa, al tiempo que desarrollan todo su potencial y sus capacidades en el ámbito de una tarea que requiera de sus habilidades, siendo esto beneficioso tanto para ellos como para la compañía.

¿Cómo beneficia el impulso de la autonomía a los colaboradores?

Siendo claros, la autonomía de los colaboradores puede convertirse en una consecuencia favorable (y hasta saludable) tanto para la empresa como para los trabajadores.

Una empresa que tiene claros sus objetivos estratégicos sigue 3 lineamientos claves a cabalidad, los cuales son:

  • Alentar a su personal a que escojan los métodos de trabajo que se ajusten a sus necesidades.
  • Incentivar la creatividad de los colaboradores.
  • Permitir y fomentar la participación de los empleados dentro de la empresa.

Seguir estos puntos clave ayudará a fortalecer el sentimiento de pertenencia del empleado con la organización y a aprovechar al máximo el potencial del colaborador; y, de igual manera, estos 3 objetivos se consiguen gracias a la autonomía de los colaboradores.

Asimismo, la autonomía laboral cuenta con dos vertientes fundamentales que sustentan su proceso:

1. Apoyo a la autonomía

Este apoyo se basa en el sentimiento, por parte del empleado, de sentirse respaldado al momento de realizar su trabajo. Es la sensación del trabajador de tener bajo su control la elección de realizar aquellas actividades en las que mejor se puede desenvolver.

Aquí, es fundamental la labor de la persona a cargo, ya que tienen las herramientas para defender u oponer esta conducta laboral.

2. Cumplimiento de la autonomía

Al igual que el punto anterior, el cumplimiento de la autonomía de los colaboradores representa el sentimiento de un empleado cuando está comprometido con la labor que está haciendo dentro de la empresa, en lugar de sentirse obligado o presionado a culminar con sus tareas. Esta sensación también pasa por el hecho de sentirse valorado por los supervisores y superiores.

Por otro lado, así como el colaborador se ve beneficiado por este tipo de medidas empresariales, la empresa también tiene que verse favorecida para que la implantación de la medida sea una realidad, desembocando en tres aspectos esenciales:

  • Compromiso: un trabajador que cuenta con autonomía laboral se convierte en una parte importante en la toma de decisiones de una empresa. De esta manera, su compromiso con la cultura empresarial se vuelve mayor, generando un sentimiento de pertenencia que le da solidez a los equipos de trabajo, obteniendo mejores resultados (los cuales son visibles al aplicar métodos para medir el trabajo en equipo).
  • Motivación: el empleado que puede gestionar su trabajo se vuelve más responsable, según sus necesidades, y con ánimos de luchar por sus metas. La autonomía en el trabajo le demuestra un respaldo por parte de sus empleadores que, al mismo tiempo, le genera deseo de seguir creciendo (y hacer que la empresa crezca, por supuesto).
  • Rendimiento: este último punto surge de la combinación de los anteriores. El involucramiento de los empleados se traduce siempre en mayor comodidad y, por ende, mayor rendimiento.

De igual forma, entre muchas ventajas de la autonomía en el trabajo para los empleados podemos destacar otros tres que se consideran fundamentales:

  • Felicidad: la autonomía en el trabajo es algo muy positivo y los empleados lo sienten. Así, su autoestima se refuerza y se sienten valorados y apoyados. Y, a mayor autonomía en el ámbito laboral, menor estrés se percibe en el desempeño de las funciones que deba cumplir.
  • Responsabilidad: al recibir mayores responsabilidades, el involucramiento de los empleados se incrementa, lo que hace que se esfuercen más por alcanzar las metas propuestas. Este punto va de la mano con el compromiso y con la motivación, que se ven favorecidos gracias a la autonomía en el trabajo.
  • Productividad: si el trabajador se encuentra cómodo y contento, va a rendir más y mejor. Este aumento de la productividad impacta positivamente tanto en la empresa como en el mismo empleado ya que es un beneficio para ambos. Se combinan, entonces, la autonomía individual con lo grupal.

¿Cómo puedo impulsar la autonomía y autodesarrollo de los colaboradores?

Indicadores de desempeño

Sabemos que este es el punto por el cual te has mantenido leyendo esta entrada: conocer cómo promover la autonomía de los colaboradores y aumentar su satisfacción personal, todo para mejorar su productividad.

Para ello, estos son algunos procesos que pueden ayudarte a integrar a la autonomía laboral dentro de tu estrategia, para intervenir de forma positiva en tu entorno laboral:

1. Reconoce los sentimientos negativos con relación a los proyectos

Debemos estar conscientes de un aspecto fundamental: hay proyectos que nos encantan más que otros. No todas las tareas laborales se abordan de la misma manera y, siendo unas más tediosas o complejas que otras, pueden generar un sentimiento de frustración.

Si como líder percibes esta situación, tómate el tiempo suficiente para reconocer tus sensaciones (así mantendrás la autonomía laboral) y busca establecer las mejores soluciones con tus empleados para lidiar con la situación.

2. Concede a tus empleados la organización de su tiempo y sus tareas

Es poco probable que los empleados elijan las tareas que les asignan. Una buena manera de mantener la autonomía de los colaboradores es dejar que controlen su flujo de trabajo y estructuren su tiempo a su manera.

Deja que desarrollen sus responsabilidades y programen sus tareas laborales para ejecutarlas en función de su disponibilidad. Aquí, contar con una herramienta para el seguimiento de proyectos, tareas y objetivos será esencial para mejorar su experiencia y comenzar a trabajar en proceso automágicos.

3. Ejerce la crítica constructiva en privado

En todo proceso de trabajo suelen haber equivocaciones. Algunas inofensivas, otras más graves; pero eso no es excusa para criticar, de forma destructiva, la opinión o conducta de un empleado en el entorno laboral.

Esta conducta limita la iniciativa de tus trabajadores, al sentirse agobiados por sentimientos negativos como la furia o el miedo. Tu misión es mantener unos empleados comprometidos y con iniciativa propia, por lo que señala los fallos en privado y asegúrate de mantener la moral alta, para que no decaiga el compromiso en el entorno laboral.

¿Qué tal agendar sesiones 1-1 para hablarlo, o implementar estrategias de mentoring empresarial?

4. Apuesta por la construcción de la confianza

No puede haber autonomía de los colaboradores si no hay confianza. Aunque este es una especie de tema contractual en el que existen dos partes involucradas.

Por ello, si eres empleado, debes confiar en tu jefe y viceversa; te aseguramos que, si confías en tus trabajadores, estos sentirán ese respaldo, pero nunca debes aprovecharte de eso.

5. Apela al sentimiento de propiedad

El sentimiento de propiedad va de la mano con la pertenencia de cada trabajador a la empresa. La misión del supervisor/gerente/jefe es otorgar un sentimiento de autonomía de los colaboradores, que les demuestre que cuentan con la total confianza de la compañía.

Básicamente, es buscar que el empleado sienta los proyectos como propios, en lugar de hacer “una tarea de la empresa”. Por ejemplo, aprovechar las aptitudes de un nuevo empleado y presentarle la asignación como una oportunidad para que utilice sus habilidades en beneficio de cientos o miles de empleados.

Además, busca ofrecerles a tus empleados la oportunidad de alcanzar sus metas en el entorno laboral con todos los recursos disponibles. Bríndales la formación y la tecnología necesaria para que sienta que la empresa apuesta de forma completa por su capacidad.

6. Implanta pautas y lineamientos claros

Es esencial que, dentro de lo que es la autonomía de los colaboradores, existan unos lineamientos claros sobre lo que se espera de los trabajadores y los diversos compromisos que debe asumir el personal de tu empresa. Este es uno de los puntos más importantes, que debes seguir a cabalidad para obtener los mejores resultados posibles.

Muchas compañías no son conscientes de lo que pretenden o no tienen claras las metas que desean lograr, ni el período de tiempo en el cual esperan hacerlo. Esto dificulta sobremanera el grado de autonomía de los colaboradores, pues si sus líderes no tienen claros los propósitos, ¿cómo pueden saber los empleados a qué se están comprometiendo?

Tu trabajo como líder de RH es dejar en claro esta postura; por ello, una buena opción es trabajar en conjunto con tu equipo y enumerar cuáles son las responsabilidades a cumplir, así como el hecho de las consecuencias de no cumplir con las expectativas. En caso de que no se cumplan los objetivos estipulados, los responsables de los equipos de trabajo estarán en capacidad de asumir la responsabilidad.

6. ¿Ya impulsaste la autonomía laboral? ¡No des marcha atrás!

Hay un punto crucial en el tema de la autonomía de los colaboradores, y este es: si ya le has concedido la libertad para que desarrolle su toma de decisiones dentro de la compañía, no retires ese privilegio.

Recuerda que una relación laboral que pretenda el logro de objetivos y metas constantes requiere indudablemente de la presencia de la autonomía en el trabajo. Esto se consolida con ventajas, tanto para empleadores como para trabajadores, ya que permite desarrollar un ambiente saludable y con motivación constante.

Buscar

Entradas Recientes

Regulaciones Laborales en México: un análisis completo

Regulaciones Laborales en México: un análisis completo

Cuando hablamos de regulaciones laborales, sin lugar a dudas nos referimos a un aspecto que es ampliamente sustentado por los líderes de Recursos Humanos en las compañías, sin importar el giro de las mismas. En México no es la excepción, pues son consideradas como...

Scouting de Talento: el nuevo paso del Reclutamiento

Scouting de Talento: el nuevo paso del Reclutamiento

En el competitivo y cambiante mundo empresarial actual, encontrar y retener talento excepcional se ha convertido en una prioridad estratégica para las organizaciones. En el camino, el tradicional proceso de reclutamiento ha sido modificado, a prueba y error por los...

Innovación en la nómina: ¡transforma tu PYME con Workbeat!

Innovación en la nómina: ¡transforma tu PYME con Workbeat!

En el mundo empresarial que actualmente nos rodea, hemos sido testigos de la transformación del trabajo y de los elementos que lo componen. Por ello, dentro de esta perspectiva los líderes de RH han entendido que la innovación es clave para mantenerse competitivo. Sin...

¿Cómo se gestionan las vacaciones en las empresas grandes? 

¿Cómo se gestionan las vacaciones en las empresas grandes? 

¿Cómo se gestionan las vacaciones en las empresas grandes? La realidad es que la gestión de las vacaciones en las empresas grandes es un aspecto crucial para garantizar el bienestar de los empleados y el correcto funcionamiento de la organización. Y es que, en un...

Síguenos