Diseña un plan de formación para empleados único​ 

May 5, 2023

El dinamismo del mundo en el que actualmente nos desenvolvemos ha traído consigo exigencias en todos los niveles. El trabajo no es la excepción, pues hoy, entre muchas otras cosas, se ha entendido que contar con un plan de formación para empleados personalizado es fundamental por dos razones:  

  1. Contar con colaboradores que han alcanzado su mejor versión y, por ende, llevarán su productividad de la mejor manera 
  1. Con esta mejor versión, lograr que participen en la construcción del éxito de una compañía que tiene la vista en el futuro y sus diversos escenarios 

Es así como, para contar con talento humano de calidad y grandes profesionales dentro de nuestras filas se debe apostar por planes de formación continuados, pues podemos potenciar el desarrollo profesional, la innovación, la readaptación de los trabajadores que constituyen la plantilla y mejorar con ello el desarrollo profesional.  

Si te interesa conocer cómo trazar un plan de formación de éxito, continúa leyendo esta entrada del #blogWorkbeat: ¡no te arrepentirás! 

Estas son las ventajas de formar al talento 

Dentro de las compañías, es un hecho que cada uno de los trabajadores ocupa un puesto específico, por ello, es imperioso otorgarles una formación adecuada a ese puesto y a su disponibilidad, desembocando en que una formación generalizada no sea la más adecuada para todos.  

Teniendo en cuenta este y otros detalles, tales como el plan estratégico de la compañía y sus objetivos de trabajo punto de partida, se debe entender al Plan de Formación como una herramienta empresarial que agrupa las necesidades formativas de la empresa, de manera ordenada, coherente y sistematizada, siendo dirigida a los colaboradores según sus perfiles profesionales, aptitudes e intereses. 

De ahí que todo buen plan de formación deba contar siempre con el compromiso y apoyo de las diferentes autoridades empresariales, ser realista y estar diseñado para cubrir esas necesidades formativas reales de la compañía, además de ser evaluable, para valorar su funcionalidad. 

El arte de trazar un buen plan de formación para empleados 

Como desmenuzamos en párrafos anteriores, en el día a día del Reclutamiento se habla mucho de atraer al mejor talento a las filas de nuestras empresas, pero igual de importante es continuar formándolo cuando ya es parte de ellas. Brindar a los colaboradores oportunidades de crecimiento de forma interna apoya diversos aspectos, tales como:  

  1. Afianza la fidelización del talento, pues se integra dentro de la prestación que supone el salario emocional 
  1. Reduce la rotación de personal 
  1. Desbloquea nuevas skills y aptitudes que quizá ni siquiera el empleado sabía que podía alcanzar 
  1. Ayuda a cubrir posiciones con una curva de aprendizaje menor 

De igual forma, beneficia directamente a las empresas para: 

  1. Contar con una mayor competitividad en el mercado 
  1. Impulsa la mejora de la imagen de la organización 
  1. Aumenta la productividad general de la compañía, dinamizando los procesos internos 
  1. Trae consigo beneficios sociales y fiscales 

Es así como realizar plan de formación supone preparar una serie de acciones de aprendizaje, mediante las cuales los trabajadores pueden ampliar sus habilidades y competencias laborales, con la finalidad de tener un crecimiento profesional constante y no quedarse obsoletos dentro de sus carreras y conocimientos. 

Así pues, la importancia del departamento de Recursos Humanos dentro de este proceso recae en que se deben de diseñar programas de formación que conlleven desarrollar mayores habilidades.  Uno de los principales aspectos es entender que cada colaborador y cada puesto son únicos, por ello, es imperativo realizar un proceso para identificar y, posteriormente, trazar el camino por el que el trabajador se desarrollará para lograr adquirir nuevos conocimientos.  

Si bien la tarea puede sonar retadora, hoy existen una serie de pasos sobre los que se puede basar un plan de formación para empleados y, sobre los mismos, estructurar según las necesidades de tus colaboradores y empresa.  

Puedes comenzar de la siguiente manera:  

1. Realizar un análisis de la situación actual 

Para poder llevar a cabo un plan de formación, primero debemos analizar el panorama actual y las necesidades futuras a corto, mediano y largo plazo. Por ello, puedes comenzar llevando a cabo encuestas a los líderes de equipo e incluso a colaboradores específicos para detectar sus oportunidades, debilidades y fortalezas.  

Las evaluaciones por competencias o evaluaciones de desempeño son ideales, pues te pueden ayudar a detectar los aspectos que pueden crecer tu equipo; de esta manera, será sencillo encontrar las herramientas y diseñarlas para ayudarte a formar continuamente. 

Asimismo, tener en cuenta posiciones próximas a abrirse dentro de la empresa servirá para echar un primer vistazo a los colaboradores de diversas áreas que pudieran ser candidatos a moverse dentro del organigrama empresarial

2. Selecciona a los empleados para comenzar a formar 

Con base en los resultados y en el perfil profesional que quieras potenciar, deberás seleccionar a los profesionales que pueden aprovechar esta formación al 100%, así como aplicarlos a su día a día dentro de la jornada laboral. 

Usando matrices de consenso y selección, incluso de forma interna, podrás detectar las fortalezas y debilidades de tus colaboradores en un 1 vs 1, lo que servirá como un margen interesante para comparar y partir a diseñar el plan de desarrollo personalizado para cada uno. 

3. Diseña tu plan con bases sólidas 

Para comenzar, debes priorizar todas aquellas áreas de formación que necesitas cubrir, así como establecer una serie de objetivos a corto y largo plazo para que los colaboradores puedan sacar provecho de los cursos o actividades formativas. 

Posteriormente, puedes comenzar a diseñar el plan, así como las actividades o cursos de formación y los objetivos que deben cumplirse dentro de los mismos. ¿Qué tal echar mano de una opción de Capacitación? Además de apoyarte con la estructura, te ayudará a llevar un registro de las actividades asignadas a cada colaborador o departamento, lo cual será útil para conocer sus avances y evaluar el éxito del proceso. 

5. Establece un sistema para evaluar los resultados 

Para saber si se han cumplido con los objetivos del plan de formación, será necesario evaluar los resultados tanto cualitativos como cuantitativos teniendo en cuenta aspectos como: 

  • La satisfacción de los empleados 
  • Su motivación en el trabajo y en sus actividades diarias  
  • La utilidad del plan de formación en diferentes etapas 

6. ¡No olvides programar la formación! 

Otro aspecto importante a abordar es el tiempo en el que se llevará a cabo esta formación personalizada y dónde, desde el horario laboral hasta realizarla en línea o en las instalaciones de la compañía. 

Si el plan de formación se debe llevar a cabo dentro del horario laboral es importante contabilizar esas horas dentro del turno del colaborador, así como llevar un registro de entradas, salidas y horas extras; una herramienta de Gestión del tiempo será ideal para apoyarte en este punto, al tiempo que permite a los colaboradores realizar actividades independientemente de su modalidad de trabajo. 

7. Analiza los resultados y reorienta si es necesario 

Realizar un seguimiento para evaluar los resultados de la formación y el aprendizaje será útil para definir si el programa tuvo éxito o es necesario reestructurar alguna de sus partes. Además de los apartados de desempeño, aquí puedes volver a utilizar el formato de encuestas para conocer la percepción de los colaboradores y su sentir frente a las oportunidades otorgadas por la compañía, lo cual también permitirá, desde RH, definir acciones adicionales que sustenten al plan de formación continua para cada colaborador. 

Recuerda que el éxito de una empresa no se alcanza de la noche a la mañana: se construye con bases cimentadas en la adaptación, la colaboración y la detección del talento correcto, al confiar en sus aptitudes para alcanzar su mejor versión. 

Apóyate de las herramientas dinámicas y siempre disponibles que hoy están a tu alcance para traer al frente a tu activo más importante: tus colaboradores. 

Buscar

Entradas Recientes

Regulaciones Laborales en México: un análisis completo

Regulaciones Laborales en México: un análisis completo

Cuando hablamos de regulaciones laborales, sin lugar a dudas nos referimos a un aspecto que es ampliamente sustentado por los líderes de Recursos Humanos en las compañías, sin importar el giro de las mismas. En México no es la excepción, pues son consideradas como...

Scouting de Talento: el nuevo paso del Reclutamiento

Scouting de Talento: el nuevo paso del Reclutamiento

En el competitivo y cambiante mundo empresarial actual, encontrar y retener talento excepcional se ha convertido en una prioridad estratégica para las organizaciones. En el camino, el tradicional proceso de reclutamiento ha sido modificado, a prueba y error por los...

Innovación en la nómina: ¡transforma tu PYME con Workbeat!

Innovación en la nómina: ¡transforma tu PYME con Workbeat!

En el mundo empresarial que actualmente nos rodea, hemos sido testigos de la transformación del trabajo y de los elementos que lo componen. Por ello, dentro de esta perspectiva los líderes de RH han entendido que la innovación es clave para mantenerse competitivo. Sin...

¿Cómo se gestionan las vacaciones en las empresas grandes? 

¿Cómo se gestionan las vacaciones en las empresas grandes? 

¿Cómo se gestionan las vacaciones en las empresas grandes? La realidad es que la gestión de las vacaciones en las empresas grandes es un aspecto crucial para garantizar el bienestar de los empleados y el correcto funcionamiento de la organización. Y es que, en un...

Síguenos