Eficiencia laboral: ¡así espanta al aburrimiento!

Oct 28, 2022

Lo sabemos: el aburrimiento puede ser un invitado dentro que cualquier espacio de trabajo al que le podemos tener miedo, por ello hay que buscar la forma de ahuyentarlo. Desde hace tiempo, en las oficinas de RH se ha buscado empujar, por medio de diversas estrategias la eficiencia laboral, pero ¿cómo podemos definirla de forma correcta y elegir las actividades que realmente nos ayudarán a combatirla?

En esta entrada del #blogWorkbeat hablaremos más sobre ello, para encontrar la forma que el aburrimiento se “muera del susto”.

Eficiencia laboral: ¿cómo podemos definirla?

Por defecto, se define a la eficiencia como la realización de una tarea con la menor cantidad de esfuerzo y tiempo invertido; cuando lo trasladamos al ámbito laboral, el término eficiencia generalmente se refiere a la acción de todos aquellos objetivos que son alcanzados por los empleados durante un determinado periodo de tiempo.

Aumentar la productividad y que el volumen de trabajo estipulado salga en el menor tiempo posible con la máxima calidad es el santo grial empresarial, pues de esta acción se derivan todas como aumentar ventas y generar más y mejores clientes, etc. Si un equipo trabaja de forma eficaz y eficiente, la productividad será mayor y los resultados mucho más óptimos. Esto es clave y todos los líderes deben, sin duda, enfocarse en ello para obtener los mejores resultados e impulsar en los colaboradores su mejor versión.

De igual forma, el término ‘eficacia’ es regularmente confundido con el de ‘eficiencia’, y la realidad términos se consideran sinónimos y por supuesto, tienen una relación unidireccional, ya que la una sin la otra no funciona.

Como mencionábamos en los primeros párrafos, la eficiencia es la capacidad de disponer de alguien o de algo para conseguir un efecto determinado, mientras que la eficacia es conocida como la capacidad de lograr el efecto que se desea o se espera en algo que se ejecuta.

A efectos prácticos y para entenderlo mejor, tanto con la eficacia como con la eficiencia se consigue cumplir el objetivo, pero la eficiencia (el trabajo eficiente) necesita muchos menos recursos (por ejemplo, el tiempo) para llegar a ese mismo objetivo.

Por tanto, una persona que es considerada eficiente porque hace su trabajo y llega al objetivo de forma rápida y con calidad, también es eficaz, mientras que, si no se es eficaz, no se puede ser eficiente.

¡Dale al aburrimiento un ‘susto de muerte’! Trabaja la eficiencia laboral

Por supuesto, es un hecho que la eficiencia es algo que se debe trabajar día a día, sobre todo hoy donde, al tener la facilidad de laborar bajo diversas modalidades de trabajo, las distracciones pueden estar a la orden del día, lo cual provoca que nuestro nivel de eficacia disminuya.

Es por esto que, dentro de cada compañía, como parte de sus programas de Team Building y de trabajo en equipo, es esencial incluir el trabajar sobre técnicas y métodos para que todos los miembros del equipo estén más enfocados en sus objetivos y tareas diarias, buscando despuntar su productividad.

De igual forma, se pueden llevar a cabo diversos puntos para dejar atrás el aburrimiento e impulsar la eficiencia laboral:

  • Deja de lado las ‘pérdidas de tiempo’

Para conseguir aumentar tu eficacia, primero debes identificar aquellas actividades y momentos del día que te roban más tiempo ‘bueno’. Puede sonar difícil, pero será mejor si utilizas el qué, el cuándo y el cómo: ¿Qué me distrae y me absorbe? ¿Cuándo puedo reasignar estas actividades dentro de mi agenda? Y ¿Cómo puedo hacerlo?

  • Organiza tus listas de pendientes

Otro de los puntos básicos para ser más efectivo y eficaz en tu trabajo es saber qué tienes que hacer. Esto atiende al principio básico de “si no sabes dónde tienes que ir, es imposible que puedas marcar el camino”; si no tienes claro por la mañana o el lunes de cada semana todos los trabajos que tienes que ejecutar, no podrás jamás ser eficiente.

Así que crea una rutina saludable de trabajo, y al principio o al final del día, planifica tu trabajo con una lista de las tareas; apóyate de herramientas de planificación y trazado de objetivos para mapear tus tareas pendientes, brindarles seguimiento y mantener al tanto a tus líderes de tus avances.

  • Distribuye el tiempo de forma efectiva

En los últimos años hemos escuchado que hay herramientas o métodos para gestionar nuestro tiempo, y es una realidad que son muy útiles cuando se trata de planificar y ejecutar actividades y nos ayuda a ‘no morir en el intento’. Anima a tu equipo a utilizar planificadores y calendarios online para llevar un registro, seguimiento y recordatorio de sus tareas; de igual manera, utilizar métodos en tendencia como la Técnica Pomodoro o Flowtime puede ayudar a gestionar de mejor manera los tiempos y brindarse un descanso (muy necesario) entre cada actividad. 

  • Aprende a delegar

Aunque parezca mentira, cuanta más responsabilidad tenemos en nuestros trabajos, más difícil es el tema de delegar, pues solemos caer en el terror de que, si las cosas no son hechas por nosotros, o las tareas no salen adelante con la misma calidad, o los tiempos de trabajo no serán los óptimos.

Por ello, el resultado de esta falsa creencia es que nos cargamos de mil y una tareas, aunque eso signifique que no vayamos a llegar con los tiempos.

Por ello, delegar es una de las acciones más inteligentes que se puede llevar a cabo para llegar al logro exitoso de objetivos. Determina qué puedes delegar y a quién, hazlo, pero con confianza plena de que la otra persona lo hará estupendamente (o por lo menos, cada vez mejor).

  • Pon en práctica las bondades del ‘no’

Cuando hablamos de trabajo, hay un viejo refrán que es utilizado de forma constante en RH:  “al que a dos amos sirve, con uno queda mal”, y es que es imposible llevar a cabo un gran volumen de tareas pues, aunque sea algo que nos guste, podemos estancarnos en el proceso.

Por ello, al contar con el coraje de decir ‘no’ o buscar una mejor alternativa tendrás un gran margen para trabajar en los proyectos que más te gustan, y dedicarles el tiempo suficiente a cada uno para que su manejo e implementación sean un éxito.

Con estos tips tu eficiencia será mayor y aumentarás tu productividad y la de tu equipo. Recuerda también que esto no es sólo aplicable al trabajo: en tu vida diaria también puedes ser muy productivo y eficaz si tomas en cuenta estos mismos consejos y pautas, dejando de lado aquellas situaciones donde el aburrimiento puede llegar a sacarte un ‘susto de muerte’. Llegarás a más, con más calidad y las experiencias maravillosas estarán a la orden del día.

Buscar

Entradas Recientes

Scouting de Talento: el nuevo paso del Reclutamiento

Scouting de Talento: el nuevo paso del Reclutamiento

En el competitivo y cambiante mundo empresarial actual, encontrar y retener talento excepcional se ha convertido en una prioridad estratégica para las organizaciones. En el camino, el tradicional proceso de reclutamiento ha sido modificado, a prueba y error por los...

Innovación en la nómina: ¡transforma tu PYME con Workbeat!

Innovación en la nómina: ¡transforma tu PYME con Workbeat!

En el mundo empresarial que actualmente nos rodea, hemos sido testigos de la transformación del trabajo y de los elementos que lo componen. Por ello, dentro de esta perspectiva los líderes de RH han entendido que la innovación es clave para mantenerse competitivo. Sin...

¿Cómo se gestionan las vacaciones en las empresas grandes? 

¿Cómo se gestionan las vacaciones en las empresas grandes? 

¿Cómo se gestionan las vacaciones en las empresas grandes? La realidad es que la gestión de las vacaciones en las empresas grandes es un aspecto crucial para garantizar el bienestar de los empleados y el correcto funcionamiento de la organización. Y es que, en un...

Equipos Autodirigidos: su importancia para el éxito empresarial 

Equipos Autodirigidos: su importancia para el éxito empresarial 

En el contexto laboral que se ha desarrollado gracias a los últimos cambios generacionales, los gestores del talento humano han descubierto que la capacidad de adaptación y la eficiencia son clave para el éxito.   Por eso, uno de los enfoques que ha ganado...

Síguenos