Contratos laborales: todo lo que necesitas saber sobre ellos

May 19, 2022

Sin lugar a dudas, todo líder de RH espera que un proceso de reclutamiento y selección exitoso culmine en un punto importante: el ofrecimiento de contratos laborales atractivos, que sean aceptados por la mayoría (o todos) los candidatos.

Sin embargo, una gran realidad es que, estos mismos líderes y reclutadores, al momento de realizar la evaluación de candidatos y propuestas económicas se pueden preguntar “¿Qué tipo de contrato puedo ofrecerle a el nuevo colaborador?

En el #blogWorkbeat de esta semana te contaremos sobre los tipos de contratos laborales que existen y cómo puedes seleccionar el más afín a tus necesidades y vacantes.

Contratos laborales: los cimientos de una relación exitosa

Una de las principales dudas de las empresas (que en este punto son considerados como ‘patrones’) al llevar a cabo un proceso de reclutamiento e incorporación de un nuevo elemento a su plantilla es el tipo de relación laboral que tendrán con estos empleados.

Debido a esto, y a que cada compañía posee diferentes situaciones y cuenta con distintas necesidades, conocer la Ley Federal del Trabajo y sus fundamentos sobre la relación y los contratos laborales es necesario para lograr un proceso de contratación exitoso.

Es así como encontramos el artículo 20 de dicha ley, el cual dicta que la relación laboral es, per se, “la prestación de un trabajo personal subordinado a una persona mediante el pago de un salario”.

Por ello, entendemos que el contrato laboral es el que formaliza la relación entre un nuevo elemento y la compañía, dándole un marco legal a la misma; además, este documento funge como una constancia para dejar en claro cuáles son los derechos y las obligaciones de ambas partes durante el periodo de vida laboral, donde el empleado se compromete a prestar un servicio al patrón y a cambio, este se compromete a pagar un salario como retribución por sus servicios.

Por lo regular, encontramos que un contrato laboral debe incluir:

  • Datos generales del patrón y del trabajador

Tales como nombre, edad, sexo, nacionalidad, estado civil, clave única de registro de población, registro federal de contribuyentes y domicilio.

  • Duración de la relación laboral

La misma se establece mediante los tipos de contratos que establece la ley.

  • Servicios

La labor debe estar bien especificada y detallada. Es necesario incluir: el puesto y las tareas que debe desempeñar el trabajador de acuerdo a sus capacidades y conocimientos.

  • Lugar donde se realizará el trabajo

En este caso, se debe establecer el domicilio de la empresa. Si además se prestan servicios en otros lugares, también debe quedar detallado en el contrato.

  • Duración de la jornada laboral

Es necesario señalar las horas de trabajo, días de descanso y horas extras.

  • Salario

En este caso se debe especificar el salario diario del trabajador y las retenciones del mismo. Por otra parte, hay que detallar la forma de pago. Es decir, si este se realizará en efectivo, por transferencia bancaria, depósito bancario o cheque.

  • Día y lugar de pago

Es importante que el contrato laboral también incluya la frecuencia del pago del salario; esto es, si será semanal, quincenal o mensual. En caso de que el pago sea en efectivo, se deberá detallar en qué lugar se realizará, como las instalaciones de la empresa

  • Días de descanso

El contrato también debe especificar las condiciones relativas a los días de descanso de los trabajadores.

  • Vacaciones

Otro punto a incluir en la elaboración del contrato laboral son las condiciones para adquirir y tomar días de vacaciones.

¿Qué tipos de contratos laborales existen en México?

Desde su integración oficial a la Ley Federal del Trabajo en el año 2012, los contratos laborales son una de las gestiones documentales obligatorias en todas las empresas.

En México, gracias a las leyes que rigen la creación y el manejo de estos contratos podemos encontrar cinco opciones de las que los líderes de RH y reclutadores pueden echar mano:

  • Contratos laborales por tiempo determinado

El contrato laboral por tiempo determinado es aquel que se establece por períodos específicos de tiempo, regularmente por temporalidades (por ejemplo, fechas especiales como Navidad, Año Nuevo o cierres de mes/año) o proyectos que tengan una duración corta de tiempo y, por ello, no ameritan integrar al colaborador a la nómina general. De igual forma, existen más situaciones en las que se pueden celebrar esta clase de contrato:

  1. En aquellos casos en los que el empleado debe sustituir temporalmente a otro trabajador, como ejemplo, cuando algún trabajador cumple un periodo de incapacidad laboral.
  2. Otro de los casos previstos en la ley es cuando se trata de actividades que, por sus características, solo pueden desarrollarse por un tiempo específico.
  • Contratos laborales por tiempo indeterminado

Este tipo de contrato laboral es el más utilizado en México, pues establece una relación de trabajo en la que no hay plazo de duración.

Para que una relación laboral sea considerada por ‘tiempo indeterminado’ esta debe exceder los 180 días.

Una de las principales ventajas de este tipo de contrato es que permite establecer diferentes situaciones dependiendo la relación laboral con el trabajador: por ejemplo, se puede establecer un periodo de prueba máximo de 30 días, extendiéndose hasta 180 días en los puestos gerenciales, de dirección, administración o cuando se desempeñen labores especializadas; así, ese tiempo sirve para realizar un proceso de Capacitación u Onboarding eficiente que le permitirá al nuevo trabajador adquirir todas las habilidades y conocimientos necesarios para su labor, adicional a que se puede conocer su nivel de adaptación a los procesos, filosofía y estilo de trabajo de la compañía.

  • Contratos laborales temporales

Esta clase de contrato sirve a aquellas relaciones laborales que se desarrollan por tiempo indeterminado, pero para realizar tareas discontinuas. Así, el contrato laboral temporal se puede utilizar en los siguientes casos:

  1. Cuando los servicios requeridos están destinados a labores fijas y periódicas, pero de carácter discontinuo.
  2. Para actividades de temporada.
  3. Para tareas que no exijan la prestación de servicios toda la semana, el mes o el año.

Si quieres conocer más, puedes conocer las ventajas de contratar empleados a tiempo parcial y cómo te ayudará en la gestión del talento, tiempo y recursos haciendo clic aquí.

  • Contrato para capacitación inicial

Esta modalidad de contrato se elige cuando el trabajador debe adquirir, forzosamente, los conocimientos y habilidades necesarias para su labor, y suele tener una duración que va de los 90 a los 180 días dependiendo del puesto al que se esté interesado integrarse.

Así, en este tipo de relación laboral los trabajadores pueden acceder a programas de mentoring y coaching realizados por compañeros con mayor nivel jerárquico o antigüedad en la compañía, así como cursos especiales otorgados por la empresa; de esta manera, se asegura la adquisición de habilidades y conocimientos específicos del puesto a cubrir.

Si al concluir el programa de entrenamiento inicial el trabajador no resulta apto para el puesto, el patrón puede dar por terminada la relación laboral. Por otro lado, si la relación de trabajo continúa, se modifica automáticamente el contrato por tiempo indeterminado.

  • Contrato de periodo de prueba

Por último, encontramos el contrato de periodo de prueba. Cuando hablamos anteriormente del contrato por tiempo indeterminado explicamos que en este se puede pactar un período de prueba, donde el colaborador puede mostrar y mejorar sus habilidades y aptitudes para el puesto al que se está integrando.

Este no puede superar los 30 o 180 días dependiendo el puesto a cubrir, los cuales, para la mayoría de las empresas, es el tiempo justo para identificar si el colaborar cumple con las características necesaria para desempeñar sus labores de forma eficiente; si se termina el periodo de prueba y el trabajador no resulta apto para el trabajo, el patrón puede dar por terminada la relación laboral.

¿Cómo puedo gestionar los contratos laborales de forma eficiente?

Después de leer las líneas anteriores es muy posible que ya hayas identificado qué tipo de contrato se ajusta más a las vacantes que tienes actualmente en puerta o activas como reclutador (e incluso, qué tipos de contrato te interesaría adquirir si eres postulante), pero seguramente cuentas con una duda importante: ¿de qué manera puedo gestionar estos tipos de contratos laborales de forma eficiente?

No te preocupes: no eres el único que está pasando por lo mismo. Afortunadamente, la brecha tecnológica se ha reducido a nuestro favor, lo cual nos permite contar con herramientas que nos ayudan a gestionar, desde el Reclutamiento, información y perfiles de los candidatos para, posteriormente, integrar a aquellos que son seleccionados a expedientes dinámicos e información siempre al alcance de un clic.

De igual manera, integrarlos a la Nómina es sencillo por medio de softwares de RH que son adaptables a los requerimientos de diversos países hoy permiten recuperar hasta el 50% del día en tareas manuales que antes podían volverse un dolor de cabeza.

¿No suena increíble? ¡Para nosotros sí! Conoce las soluciones que están a tu disposición por medio de plataformas humanas y siempre disponibles para buscar, atraer y retener al mejor talento, brindándoles experiencias maravillosas desde el día 1.

Buscar

Entradas Recientes

Regulaciones Laborales en México: un análisis completo

Regulaciones Laborales en México: un análisis completo

Cuando hablamos de regulaciones laborales, sin lugar a dudas nos referimos a un aspecto que es ampliamente sustentado por los líderes de Recursos Humanos en las compañías, sin importar el giro de las mismas. En México no es la excepción, pues son consideradas como...

Scouting de Talento: el nuevo paso del Reclutamiento

Scouting de Talento: el nuevo paso del Reclutamiento

En el competitivo y cambiante mundo empresarial actual, encontrar y retener talento excepcional se ha convertido en una prioridad estratégica para las organizaciones. En el camino, el tradicional proceso de reclutamiento ha sido modificado, a prueba y error por los...

Innovación en la nómina: ¡transforma tu PYME con Workbeat!

Innovación en la nómina: ¡transforma tu PYME con Workbeat!

En el mundo empresarial que actualmente nos rodea, hemos sido testigos de la transformación del trabajo y de los elementos que lo componen. Por ello, dentro de esta perspectiva los líderes de RH han entendido que la innovación es clave para mantenerse competitivo. Sin...

¿Cómo se gestionan las vacaciones en las empresas grandes? 

¿Cómo se gestionan las vacaciones en las empresas grandes? 

¿Cómo se gestionan las vacaciones en las empresas grandes? La realidad es que la gestión de las vacaciones en las empresas grandes es un aspecto crucial para garantizar el bienestar de los empleados y el correcto funcionamiento de la organización. Y es que, en un...

Síguenos